Sampa

Choro

Letra y música: Caetano Veloso

Arreglo: Mario Esteban

PartituraSampa

Midis

Sampa
Sampa – S
Sampa – A
Sampa – T
Sampa – B

Letra

Alguma coisa acontece no meu coração
Que só quando cruza a Ipiranga e avenida São João
É que quando eu cheguei por aqui eu nada entendi
Da dura poesia concreta de tuas esquinas
Da deselegância discreta de tuas meninas
Ainda não havia para mim Rita Lee
A tua mais completa tradução
Alguma coisa acontece no meu coração
Que só quando cruza a Ipiranga e avenida São João

Quando eu te encarei frente a frente e não vi o meu rosto
Chamei de mau gosto o que vi, de mau gosto, mau gosto
É que Narciso acha feio o que não é espelho
E a mente apavora o que ainda não é mesmo velho
Nada do que não era antes quando não somos mutantes
E foste um difícil começo
Afasto o que não conheço
E quem vem de outro sonho feliz de cidade
Aprende depressa a chamar-te de realidade
Porque és o avesso do avesso do avesso do avesso

Do povo oprimido nas filas, nas vilas, favelas
Da força da grana que ergue e destrói coisas belas
Da feia fumaça que sobe, apagando as estrelas
Eu vejo surgir teus poetas de campos, espaços
Tuas oficinas de florestas, teus deuses da chuva
Pan-Américas de Áfricas utópicas, túmulo do samba
Mas possível novo quilombo de Zumbi
E os Novos Baianos passeiam na tua garoa
E novos baianos te podem curtir numa boa

Audio de Caetano (para ver la pronunciación)

Análisis de la letra

En “Sampa” compuesta hacia fines de los 70, Caetano trató de reflejar la primera impresión que tuvo de la gran metrópolis cuando llegó por primera vez en la década de los 60.
Proveniente de un espacio muy ligado a la naturaleza el bahiano se sintió extraño ante lo que vió y procuró mostrar el conflicto establecido entre inocencia versus ciencia, con esta última como responsable de la destrucción de los valores realmente humanos, del aniquilamiento y de la insignificancia del hombre en la ciudad. Este conflicto queda evidente en los versos: “E foste um difícil começo (…) E quem vem de outro sonho feliz de cidade / Aprende depressa a chamar-te de realidade…”. (y fuiste un comienzo difícil… y quien viene de otro sueño feliz de ciudad aprende pronto a llamarte realidad) Los versos de “Sampa” expresan fascinación y repulsa, el conflicto ante lo nuevo y desconocido, dejando implícita la ambigüedad de la cuestión: Será posible ser feliz en esa ciudad?
Conocer sus secretos, sus misterios, encantarse con su seducción, alcanzar las metas y tornar en realidad sus sueños es lo que todos los migrantes esperan al llegar a “Sampa”.
La emocion al “cruzar a Ipiranga com a São João” se da por el hecho que él descendió del omnibus que lo traía de Rio de Janeiro exactamente en esa esquina.
En el verso “Da dura poesia concreta e tuas esquinas…” hace un homenaje a los poetas paulistas creadores del movimiento modernista, donde se incluía a la poesia concreta.
Mientras atravesaba São João para Ipiranga, todavía atónito, buscaba en la multitud un rostro con quien identificarse y al no encontrarlo encontró de mal gusto todo lo que vió, pero también hace una autocrítica y considera que el error estético es suyo y no de los paulistas, pues su propia mente se asusta de lo nuevo (“apavora no que ainda não é mesmo velho / nada do que não era antes”) y que él tal vez no era capaz de alcanzar aquella modernidad porque todavía no era un “mutante”, y aqui hace una referencia a sus amigos del grupo “Mutantes”, de Rita Lee, artista a quien considera la más completa “traducción” o representante de San Pablo.
Pasado el primer impacto el sentimiento siguiente fue de soledad, y en ese momento piensa que encontró todo lo contrario a lo que soñaba.
Para justificar su decepción habla de las cosas feas que ve: filas, favelas, polución, el pueblo oprimido, la modernidad, todo tan diferente de la simplicidad de su tierra natal.
Cuando cita “Panaméricas”, se refiere a un amigo escritor paulista, José Agripino de Paula, autor del libro “Panamérica”.
“Túmulo do samba” es una expresión atribuida a Vinicius de Moraes que afirmaba que los compositores paulistas no poseían el ritmo y “swing” de los sambistas, y que bautizó a São Paulo como “la tumba de la samba”, y consideraba que en los únicos lugares donde se hacía samba de verdade era en los “Quilombos”.
Y por fin ya aclimatado a la garúa, él, junto con sus amigos bahianos, comienzan a disfrutar de “Sampa”.

 

Otro análisis:   El revés del revés del revés del revés